GUANACASTE TIENE A UNA DE LAS GOLEADORAS DE LA PRIMERA DIVISIÓN DE FÚTBOL FEMENINO

El nombre de Diana Vallejos está posicionado en el segundo lugar de la tabla de goleo en las últimas jornadas del fútbol femenino, acumulando 25 tantos que le han permitido rotar en las primeras cinco posiciones.

Su abuelita aficionada al fútbol, es una de las cómplices que han hecho a Diana involucrarse en el mundo del balompié, le contaba las historias de su tío Daniel Vallejos Obregón, ex jugador del Club Sport Herediano, donde hizo su debut y el camino que ha recorrido Daniel en otros clubes, Diana quería ser como él: jugadora.

La vida de Diana, ha estado relacionada con un balón. Los recuerdos con el deporte rey inician desde su infancia en Santa Bárbara de Santa Cruz, lugar que la vio nacer. Desde el kínder, ya hacía sus primeros intentos oficiales en patear la bola o cualquier objeto que cumpliera la función del esférico para iniciar un juego, pero hasta que llegó a primer grado, la innata goleadora fue aceptada en el equipo de fútbol femenino, que recuerda con voz emocionada: “Siempre donde yo he estado, siempre soy la goleadora” expresó Vallejos.

La delantera trae la pasión en la sangre, pero esto no era suficiente para alcanzar el sueño de jugar en Primera División, no tuvo paso en alguna escuela de fútbol, la lejanía de su hogar impedía acercarse al sueño. No existía una ficha de Diana que le abriera camino a su sueño.

La única carta de recomendación que tenía, era la gente de su pueblo, quienes la habían visto correr tras un balón por años: “Dicen que soy buena, porque no sé la verdad, tampoco soy así juega e’ viva, ya en ese sentido, soy una persona muy humilde, entonces “di” yo dije sí claro, está bien yo voy a jugar” contó la jugadora.

Esta decisión la tomó gracias a los rumores de algunos, que alardeaban por una muchacha con talento que vivía en Santa Bárbara, llegó a oídos de dirigentes de Belén de Carrillo, equipo de Segunda división, quienes probaron a la santacruceña y la hicieron debutar a los 18 años, Diana jugó por tres años con el equipo donde también recuerda ser goleadora.

EL PASO A PRIMERA DIVISIÓN

Diana sabía que su paso por Segunda División abriría el camino a lo esperado: llegar a Primera. Liberia F.F había buscado en varias ocasiones a Vallejos, quien cuenta que no se sentía preparada para dar el salto que tanto había esperado. Un tiempo después tomó la decisión, hace dos años un 16 de enero, Diana debutó titular con el equipo liberiano ante Cartago anotando tres goles.Foto Cortesía de Fútbol Costa Rica

“Yo no me lo creo todavía, o sea, porque ¡díay! imagínese estar encima de todas esas seleccionadas, es un privilegio de estar ahí, porque no es cualquiera que puede lograr eso” comenta orgullosa, pero también, sabe que es gracias a sus compañeras que las asistencias han llegado en el tiempo preciso para anotar.

Hasta el momento solo ha marcado un penal en su corta carrera del fútbol, un gol a larga distancia contra el equipo Arenal-Coronado, y los demás anotados de cabeza cerca del área.

Foto cortesía-FÚTBOL COSTA RICA

Es sincera con ella misma, al no desarrollarse en una escuelita de fútbol, muchas técnicas que hoy necesita, son ausentes en la cancha, es derecha, pero casi siempre su posición apunta para anotar con la izquierda.

La situación para Diana no es fácil, el equipo entrena de martes a viernes a las seis de la tarde, viaja 58 km para llegar a su entrenamiento y así también de vuelta a su casa, donde el recorrido es de dos hora y media. Esto le cuesta a Diana 7.500 colones por día, y aunque ella recibe viáticos del equipo, solo puede asistir dos veces a la semana, hay varias jugadoras como ella.

UN GOL SIGNIFICATIVO

Tenía cuatro años de no ver a su papá, quien reside en Italia, le hizo una petición especial, que la acompañara al partido que jugaría contra Pérez Zeledón. El pitazo inicial sonó, y Diana buscaba a su ausente padre en las graderías, la desconcentración y las ganas de llorar se apoderaban del momento.

Estaba lesionada, pero quiso hacer un esfuerzo máximo solo para él, recuerda que ese día se quitó a cuatro de sus rivales inclusive a la portera y llegó el primer gol, ya no tuvo que buscarlo más, cuando volteó la mirada, él, su padre, ya había ingresado a la cancha para celebrar, no hubo palabras, las lágrimas y abrazos fueron suficientes en aquel terreno de juego.

Vinieron dos goles más para Vallejos, pero en definitiva ese primer gol, habría sido el gol.

Diana se encuentra estudiando para presentar algunos exámenes pendientes de bachillerato, y dar el salto a la universidad donde desea estudiar Educación Física.

Sueña desde pequeña llegar a la Selección Nacional, tanto como soñó llegar a Primera División, por ahora, trabaja fuerte y espera su momento.

 

Andrea Flores Álvarez, UNIFFUT

COMPARTIR
Google+

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *